Buenas Sensaciones

Cuando a los 6 segundos Di María tuvo la primera chance de gol en un mano a mano frente Lampe, todos nos dimos cuenta que iba a ser una noche favorable para la Selección Argentina y no nos equivocamos. Cómodo triunfo albiceleste en la provincia de Córdoba para cerrar ésta doble fecha de eliminatoria con 2 triunfos y colocado en la tercera posición en una clasificación muy apretada.

Martino dispuso 4 cambios con respecto al triunfo del día jueves en Santiago frente a Chile, suspendidos los centrales Otamendi y Funes Mori los reemplazó por Demichelis y Pinola en el mediocampo contaba con el regreso de Mascherano en lugar de Kranevitter y el único cambio táctico era el ingreso de Higuain por Kun Aguero.

Bolivia como era esperable dispuso una defensa de 5 hombres, 4 volantes bien pegados a la última línea y un delantero (Duk) tratando de iniciar algún contragolpe. Argentina viendo la defensa boliviana tan atrás, defendió con solo 2 hombres : Demichelis y Pinola porque recuperaba tan rápida la pelota que Mascherano no necesitaba bajar para ser la salida , los volantes interiores jugaron a la altura del jefecito  y el cambio positivo con respecto al jueves fue la altura que se ubicaron los laterales: jugaron de extremos fijando a los laterales rivales para que Messi y Dimaria penetren por dentro donde más hacen daño.

Como dijimos, Argentina a los 9 segundos ya había generado 2 chances clarísimas para marcar, la mencionada de Di María y en el rebote le quedó a Banega pero su zurdazo pegó en el travesaño. El local recuperaba muy rápido el balón con un Messi muy activo suelto en el medio entre las 2 líneas defensivas bolivianas. El primer gol argentino llegó a los 20 minutos por una rápida decisión de Messi. Falta a Lio que la juega inmediatamente con un pase en profundidad a Higuain, este intenta una vaselina al arquero, le vuelve a quedar el balón y con toda la frialdad del delantero se la cede a Mercado que entrando por el medio define con el arco vacío.

10 minutos después de abrir el marcador, el arbitro vio un penal a Banega que no fue, Lionel lo transformó en su gol número 50 con la casaca de la selección y ahí finalizó definitivamente el partido. Con el 2 a 0 a favor y el mal estado del terreno, entendieron que ya no había necesidad de ir a tope y fueron bajando lentamente la intensidad.

El segundo tiempo fue bastante discreto con Argentina dominador del juego con una amplia posesión pero si crear demasiado peligro al arco boliviano. No se si Mercado se cansó o fue una decisión del entrenador pero se ubicó en su posición de lateral y no subió con frecuencia. Solo Rojo siguió de extremo izquierdo tratando de generar peligro.

Seguramente Tata Martino sacó conclusiones positivas de cara al futuro. Encontró lateral derecho con Mercado, 2 zagueros zurdos confiables de jerarquía y el buen nivel de Angel Correa que junto con los otros jóvenes (Dybala, Vietto,) pueden generar el recambio esperanzador para la selección Argentina.

Gustavo Sanchez

 mechiFoto La Nacion

 

Buenas Sensaciones