El triunfo del equipo


Modric celebra su gol ante el Athletic Bilbao en la final de la Supercopa. Real Madrid campeón. Foto futbolperuano.com

El equipo por sobre las individualidades. Así el Real Madrid venció al Athletic Bilbao en la final de la Supercopa Española, allí en Arabia Saudí donde manda el dinero sobre la pasión. Sin brillar pero con paciencia fue trabajando el triunfo en base a un juego sólido siempre al comando de sus cerebros. En el primer tiempo Kroos manejó los comandos desde la sala de máquinas, en el complemento Luka Modric puso el balón bajo sus botas y dijo ”aquí se juega a mi ritmo”. Movió los hilos de un lado a otro para aplacar la posible reacción vasca. Courtois atajó un penalti que le pudo poner dramatismo al final, Alaba clave en defensa, Rodrygo mejor que Vinicius en la final y Benzema siempre juega bien. En definitiva un equipo consolidado que está en un gran momento de forma y se acerca el gran duelo ante París Saint Germain por Champions League.

El conjunto de Marcelino tenía un plan claro, presionar bien arriba la salida del Madrid para intentar incomodar. No resultó efecto, ya que siempre pudieron escapar de la presión y encontrar a Kroos suelto por el costado izquierdo. El alemán recibía con comodidad y siempre podía poner en ventaja a sus compañeros de ataque. Por el lado del Athletic buen primer tiempo de Sancet jugando de espaldas y encontrando siempre a un compañero bien ubicado. Luego las jugadas quedaban en insinuaciones.

El gol que rompe la paridad es una gran jugada de Rodrygo que encaró, juntó 3 defensores y soltó el balón justo para la entrada de entrada de Modric que definió con simpleza y exquisitez. Real Madrid en ventaja se le hizo más cuesta arriba aún a los Leones. Apenas iniciado el complemento Karim Benzema sentenció la final con un tanto de penalti. Marcelino movió el banquillo soñando una remontada que nunca llegó. El conjunto merengue decidió control de juego, emergió la figura de Modric para dejar pasar los minutos.

Toca poco el banquillo Carlo Ancelotti, en 85 minutos apenas decidió el ingreso de Valverde por Rodrygo para reforzar un poco el mediocampo. Confía mucho en el equipo titular que en este momento vuela, eso hace que los suplentes les cueste hacerse un hueco. Será clave cuando llegue el momento clave de la temporada a toda la plantilla, por ahora las cuentas les salen bien al entrenador italiano.

Gustavo Sanchez

El triunfo del equipo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s