Oblak lleva al Aleti a Milan

aletiFoto diario Marca

Segunda final de Champions en 3 años para el Atlético de Madrid de Diego Pablo Simeone, y tercera en la historia colchonera. Cholo y su grupo de jugadores siguen escribiendo en letras de oro su historia rojiblanca. Luego de eliminar al actual campéon, el Fútbol Club Barcelona en cuartos de final, hoy tocó dejar atrás luego de un inolvidable partido al Bayern Munich en el propio Allianz Arena.

Guardiola tomó nota de errores y aciertos en el Calderón y decidió hacer cambios importantes en el equipo titular para tratar de dar vuelta la eliminatoria. En el Calderón su idea fue liberar el medio del campo para volcar el juego por las bandas, pero Bernat ni Lahm pudieron generar superioridad por los costados y entonces la defensa colchonera nunca fue desbordada. Hoy Pep colocó a Boateng que regresaba y Martínez en defensa marcando 1 contra 1. En el medio Xabi como eje siendo la salida limpia, a su lado un súper crack (hoy fue el mejor del partido) Arturo Vidal y por delante la idea de generar superioridad por dentro para llegar por afuera. Costa y Ribery buscando los pasillos interiores, por las bandas Lham y Alaba situados de extremos y de doble 9 Lewandoski y Muller (regresaba) para fajarse en el área con Godín y Gimenez.

El primer tiempo del Bayern fue de alto vuelo, circuló el balón con una velocidad y precisión como pocos equipos en el mundo pueden hacerlo, al Aleti no le duraba ni 2 segundos el balón en su poder, no podían salir del encierro al cual el equipo alemán los sometía. Si la idea del Cholo era defender en 4-4-2 para salir rápido a la contra vía Torres y Griezmann a los pocos minutos de iniciado el partido viró hacia a un 4-5-1 tratando de contener los arranques de los volantes bávaros. Augusto y Saúl no podían hacer pie porque Costa y Ribery arrancaban sueltos a las espaldas de los volantes colchoneros y llegaban con mucho peligro al arco de Oblak.

A los 28 minutos, tiro libre en la puerta del área que ejecutó Xabi Alonso, se desvió levemente en el uruguayo Gimenez y gol del Bayer, igualaba la eliminatoria. 5 minutos después a la salida de un córner el mismo Gimenez le comete penal a Javi Martínez. Aleti estaba como un boxeador contra las cuerdas, maduraba el K.O pero Muller pateó con poca convicción y atajó Jan Oblak. Bayern siguió atacando sin generar chances claras y así se fue la primera mitad. Primer tiempo magnífico del Bayern y preocupación en el Atlético que jugando así se alejaba de la final.

Luego de la charla en el vestuario Simeone realizó una variante: Ferreira Carrasco por Augusto, la idea era clara, colocar al belga por afuera para lanzarlo al espacio y con su habilidad poder sacar al equipo hacia adelante. En el medio junto a Gabi se ubicó Koke.

Lo que sabía perfectamente Guardiola era que no se podía fallar en la presión tras pérdida, porque si los volantes locales se equivocaban Torres y Griezmann quedarían mano a mano con Neuer. A los 8 minutos sucedió el golpe de escena, Niño se hace del balón en el mediocampo y colocó un pase filtrado entre Alaba y Martínez, Griezmann enfrentó al portero y definición exquisita. 1 a 1 y mazazo para el Bayern. Primera llegada clara en todo el partido, gol visitante y la eliminatoria quedaba cuesta arriba para los locales.

Los alemanes nunca se rinden y siguieron yendo por el partido, cada minuto que pasaba la situación se ponía más tensa y en cambio el Aleti se fue acomodando cada vez mejor en el terreno y empezó a dominar tácticamente el partido. El resultado y el tiempo estaban de su lado. A los 30 minutos luego de un centro Vidal le ganó en lo alto a Filipe Luis y colocó un pase para Lewandoski que, solo frente al arco colocó el 2 a 1. Faltaba 1 gol y restaban 15 minutos.

El partido siguió siendo memorable y a los 39 minutos, el arbitro Cakir se equivocó y cobró una falta a Torres que fue afuera del área, lo cobró dentro. Penal que el mismo Torres ejecutó y lo contuvo Neuer. Quedaban 6 minutos más lo que pudiera adicionar el arbitro para que el Bayern alcance la hazaña. Siguieron las jugadas de peligro que Oblak contuvo uno tras otro hasta que no hubo tiempo para más.

Vivimos 180 minutos espectaculares, disputados con muchísima lealtad por ambos equipos y ganó el equipo que con su idea de fútbol que puede gustar o no, nunca deja de soñar y competir. Guardiola se marcha del Bayer sin poder disputar una final de Champions, un pequeño lunar en su gran carrera de entrenador.

En cambio Simeone y los suyos ya están rumbo a Milan, para que este sueño colchonero no termine nunca.

Gustavo Sanchez

@ustavojs

 

Oblak lleva al Aleti a Milan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s