Messi y Suarez corrigen todo

luchoFoto Diario Mundo Deportivo

Barcelona enfrentaba al Sporting sabiendo que Real Madrid había remontado un partido complicado en Vallecas, ganando 3 a 2 luego de estar en desventaja 0-2 y Atlético venciendo a un siempre duro Málaga en el Calderón con gol de Correa 1 a 0.

El Barça se presentaba en el Camp Nou con el antecedente cercano de haber marcado 8 goles al Depor y poner fin a la racha de tres derrotas consecutivas. Luis Enrique disponía al equipo habitual, salvo el ingreso de Sergi Roberto por el sancionado Alves. El cuadro visitante como ya es habitual en el último tiempo intentaba realizar una presión alta evitando que la salida blaugrana sea cómoda.

Los primeros minutos empezaron bien para el local, con fluidez en los pases, Messi volcado a la derecha y yendo hacia dentro generaba volumen de juego para Suárez en el centro del área o para Neymar siempre en la izquierda. A los 10 minutos el Sporting tuvo una chance clarísima: error en el repliegue, Piqué sale a destiempo, no puede detener a Guerrero que enfrenta a Bravo y el delantero decide dar el pase a Perez que no logra definir. Nuevamente se volvían a cometer los mismos errores de partidos anteriores, equipo largo falta de intensidad en la presión tras pérdida. Barça una vez más dando la sensación de equipo vulnerable atrás. Dos minutos más tarde, pase de Iniesta a Suárez , el portero rechaza con un puñetazo y Leo con el arco vacío cabecea para marcar el 1 a 0. De casi estar 0 -1 en el marcador Barcelona pasó en unos minutos a ponerse en ventaja.

El gol aplacó los ánimos del local, perdió el balón, ya no había fluidez en los pases, Sporting defendía con comodidad porque el equipo culé ofrecía  pocos desmarques. Neymar no podía con su marcador e Iniesta participaba poco del juego. Barcelona nuevamente se encomendaba a la conducción de Messi. La situación era: equipo largo y vulnerable atrás y adelante balón a Leo para que haga un recital de asistencias. En la primera parte colocó 3 asistencias marca de la casa para Neymar pero el crack brasileño está en otra sintonía. No parece que esté mal físicamente, si se lo nota muy falto de confianza. Que pena que éste bajón haya llegado en el mes de abril. La eliminación en Champions un poco se explica por el bajón de Ney.

Sobre el final del primer tiempo el equipo visitante tuvo otra chance clarísima que Piqué rechazó en la línea. La sensación era que Riazor había devuelto confianza en los goles pero el juego seguía con dudas. Al comenzar el segundo tiempo Luis Enrique tomó nota de los errores blaugranas y decidió colocar a Dani Alves en lugar de Sergi Roberto que había hecho unos buenos 45 minutos. Tácticamente cumpliendo a la perfección todo lo que pide el puesto, tal vez le falte finalizar con más determinación las jugadas. Es su primera temporada a tope en el plantel, la próxima estoy seguro que dará otro paso adelante. Alves y Messi se entienden con los ojos cerrados, el brasileño sabe interpretar el juego de Leo y lo dobla por el costado derecho sabiendo que Rakitic cuida la posición de ambos. Ese cambio inclinó definitivamente el partido, Messi redondeó una gran segunda parte regalando más asistencias y así los goles empezaron a caer uno tras otro.

El segundo gol es un pase entrelíneas de Messi para Iniesta y el manchego asiste a Suárez que ingresa por el segundo palo. Tercero y cuarto Lucho Suárez convirtió de penal. El quinto fue de Neymar también de penal. (Se lo dejaron entre Messi y Suárez para que recupere un poco de confianza). Con el partido totalmente resuelto Luis Enrique decidió dar entrada a Marc Bartra en lugar de Piqué que se retiró ovacionado. Gran gesto del técnico hacia el canterano, es un premio a su esfuerzo diario y sus ganas de seguir jugando en el FC Barcelona. Ojalá continúe la próxima temporada porque es jugador de la Masía y porque, en mi opinión, está por delante de Vermaelen y Mathieu.

Y el sexto fue otro hermoso pase del genio argentino para el gran goleador uruguayo defina al palo izquierdo de Cuellar. Así llegó el final: 6 a 0 , 14 goles en 2 partidos y la sensación que el equipo llega con lo justo al final de temporada. Desajustes graves en defensa que se corrigen con Leo desatado en su rol de conductor y con la temporada bestial de Suarez: 8 goles en los últimos 2 partidos, pichichi de la liga con 34. una bestia del área.

A esta altura no queda tiempo ni piernas para corregir los errores, solo seguir manteniendo la eficacia en la portería rival. La liga así queda un poco más cerca.

 

Gustavo Sanchez

@ustavojs

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Messi y Suarez corrigen todo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s