Boca pisó fuerte en Brasil

 

D60588AB-EB24-4358-984E-AC9E742B8996
Buffarini gana en lo alto. Boca empató 1 a 1 y clasificó a semifinales. Foto

 

Una noche más de Copa en Brasil para Boca y una noche más que regresa a Buenos Aires con el pecho desbordante de alegría, como en el año 2000 con la definición precisa del Patrón Bermúdez para levantar la Copa ante Palmeiras o mismo rival al año siguiente, testigo del partido imperial de Juan Román Riquelme.

Hoy Boca se hizo fuerte en el Mineirao y se llevó de Belo Horizonte una clasificación a semifinales, sufrida pero justa. Un guiño del destino coloca a Palmeiras nuevamente en el camino del xeneize rumbo a la ansiada final.

Para los equipos argentinos viajar a Brasil siempre es un desafío, y no fue la excepción para el conjunto de Guillermo Barros Schelotto aún con el 2 a 0 logrado en  Buenos Aires, sabía el técnico argentino que Cruzeiro, ayudado por su público, iría de arranque en busca del descuento que lo ponga en partido rápidamente.

Pasado el envión inicial Boca se asentó mejor en el campo, con Nandez sosteniendo el juego en la mitad de la cancha y Villa por el costado derecho provocando el desequilibrio, lo poco de peligro en la etapa inicial lo generó el colombiano. Cruzeiro generaba juego cuando se asociaban De Arrascaeta y Thiago Neves, el resto muy imprecisos.

Sobre el final de la primera etapa, el árbitro Cunha anuló un gol de Barcos por plancha de Dedé sobre Rossi, hasta ahí Boca con poco juego pero mucha actitud para llevar el juego con serenidad.

En la segunda mitad Cruzeiro se fue arriba con más centros que ideas, pero le alcanzó para arrinconar a Boca contra su arco, ya no le llegó limpia la pelota a Zárate como para que el ex Velez la pueda sostener y sacar el equipo adelante, el conjunto brasileño mejoró cuando se encendió Neves, de su zurda partieron centros peligrosos que contaban con la complicidad de Rossi que generaba dudas centro tras centro.

A la salida de un córner, el recién ingresado Sassá marcó el 1 a 0, nadie tenía su marca asignada y pudo definir en soledad para darle vida a Cruzeiro. Entraron Gago y Cardona para ayudar a Nandez (gran partido del uruguayo) en la mitad de la cancha, para tratar de recuperar la pelota y dormir el juego.

Cruzeiro perdió la paciencia, Dedé se hizo expulsar, siguió tirando centros al área y Boca con un hombre de más y mejor parado pudo empezar a meter contragolpes para poder definir la llave, en el último minuto Wanchope Ábila bajó una pelota para que Pavón la clave en el ángulo y sellar definitivamente el boleto a semis.

Partido serio de Boca que resistió, sufrió y gozó al final, tuvo puntos altos en Nandez, Buffarini, Izquierdoz y Magallan. Precisa urgente un arquero que brinde seguridad y Pavón marcó un golazo, tal vez sea el retorno del futbolista que alguna quiso el Arsenal. Puede ser un punto de inflexión.

Pasó Boca y espera Palmeiras en semis, y del otro lado viene River como para que la película tenga un final para volverse loco.

Gustavo Sanchez

@balondominado

 

Boca pisó fuerte en Brasil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s