Un tropiezo inesperado


Minuto 96, Harry Kane gana en lo alto para marcar el 3 a 2 definitivo. Triunfo del Tottenham en un memorable partido.

La Premier League es un deporte diferente al resto. Se juega a otro ritmo, otra intensidad, por es frecuente que salgan partidos como el City – Tottenham. Un partido memorable con un final electrizante. Lo empató el Manchester casi sobre el cierre luego de mucho trabajar, pero en una contra Dejan Kulusevski acarició el balón en forma de centro para que el héroe Spurs, Harry Kane, marcase el 3 a 2 definitivo. Una que corta la racha de 15 partidos invictos en Premier para el conjunto de Pep Guardiola.

A los 4 minutos de partido se rompió el guión del partido. El coreano Son rompió como un rayo el fuera de juego, cedió para Kulusevski. Gol del Tottenahm en la primera aproximación al área. Seguramente la idea de Antonio Conte era disputar la posesión en el medio campo con Højbjerg y Bentancur. El gol del sueco cambió los planes. El City se fue a por el empate con una agresiva presión en la salida del rival. Le duraba poco el balón al visitante que, por momentos, resistía dentro del área de Hugo Lloris. Empató Gundogan aprovechando un débil despeje del francés. El 1 a 1 tenía un poco más de sustento.

Segundo tiempo, el conjunto local volvió a caer en la trampa del Tottenham. Mal cubierta las vigilancias a Son que tuvo tiempo y espacio para correr con peligro. Marcó Harry Kane, tuvo el tercero bien contenido por Ederson y nuevamente tuvo el tercero, ésta vez anulado a instancias del Var. Los Spurs aprovecharon cada una de las ventajas que le brindó su rival. Luego el final que ya describimos, el empate de Mahrez de penalti y el gol del delantero que en junio tenía hechas las maletas rumbo a Manchester, pero de momento, sigue en Londres con su oficio de matador del área. Partido extraordinario del delantero.

Si Liverpool vence su partido postergado al Leeds se coloca a solo 3 unidades. Una Premier League que parecía sentenciada goza de muy buena salud. Premio para el equipo de Jurgen Kloop que no renunció jamás a la persecución cuando todos creíamos que el torneo tenía dueño. Final abierto, un tropiezo que le servirá al Manchester City para tomar nota de los errores. Liverpool acecha, se acerca y empieza a no quedar margen para ceder más puntos.

Gustavo Sanchez

Un tropiezo inesperado

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s