La tormenta celeste

Erling Haaland festeja uno de sus goles. Manchester City goleó 6 a 3 su clásico rival. Foto Twitter.com

Un vendaval celeste azotó al United en el derby de la ciudad de Manchester. Fue 6-3 porque el equipo de Pep Guardiola en el segundo tiempo decidió gestionar las energías y porque el rival tuvo un poco de amor propio de maquillar la goleada. Haaland y Foden marcaron 3 tantos cada uno, Martial 2 ocasiones y Antony los goleadores visitantes.

Ocho minutos tardó el City en llevar al marcador la superioridad en el juego. Voraz en la presión, agresivo en los duelos, rápido en la circulación del balón. Nunca se pudo ubicar en juego el equipo de Ten Hag, superado en todas las facetas del juego.

Minutos más tarde apareció. Haaland, la bestia del gol. Si las lesiones no se ensañan con el noruego, daría la sensación que va a pulverizar todos los números vistos hasta aquí. Un jugador nacido para marcar goles, todo lo que toca termina en el fondo del arco. Lleva 14 goles en 8 partidos, él solo tiene más tantos que 14 equipos de la Premier League. Bestial.

Otra mención especial es para Kevin de Bruyne. Encontró en Haaland el socio ideal. Los pases del belga para el noruego son poesía pura. Hoy una belleza de asistencia en el tercer tanto. Gran partido colectivo del equipo, donde sobresalió Grealish cada vez más lúcido por el costado izquierdo, haciendo daño cuando encara como en el Aston Villa.

Otro punto altísimo es Akanji. El central suizo entendió el juego del City a la perfección. Implacable por arriba y por abajo, contundente en la marca y excelente en la toma de decisiones con el balón en los pies. Fichajazo para elevar el nivel de la defensa ciudadana.

En el Manchester United tal vez se salve del desastre Antony por el gol y porque mostró algo de enjundia. El resto no pudo mostrar lo bueno del equipo hasta aquí. Era un buen examen para saber donde se encontraba parado el conjunto de Ten Hag. Está varios escalones del Manchester City, por ese motivo el objetivo debe seguir siendo clasificar a la próxima Champions League. Un golpe de realidad.

Gustavo Sánchez

La tormenta celeste

Apuntes de la 4ta jornada de Premier League

Saliba comienza el festejo mientras el goleador Gabriel se prepara para ello. Arsenal puntero firme. Foto Twitter.com

Finalizada la cuarta jornada de Premier, comenzó emocionante el torneo. Los grandes picaron en punta, Arsenal con puntaje ideal, Manchester City y Tottenham sus perseguidores. Brighton es la sorpresa agradable y Leicester con solo 1 punto es la sorpresa negativa. Por el mundial, ya entre semana comienza la quinta fecha. Vamos que esto no para.

Gabriel, villano al comienzo, héroe al final. Arsenal comenzó perdiendo por un fallo de su central a la salida de un balón jugado. Mitrovic, un killer del área abrió el marcador. Luego Odegaard y el propio Gabriel dieron vuelta el marcador. Los Gunners juegan bien y tiene la moral por la nube, tiene jugadores en gran nivel. Va a ser difícil ganarle.

A Haaland se le caen los goles del bolsillo. Le pasaba en la Bundesliga, le sucede en Premier. Participa poco del juego pero cada vez que toca el balón es peligro para el rival. Perdía el City 0-2, el noruego marcó 3 goles, terminó 4-2 el partido ante un duro Crystal Palace. Un espectáculo ver jugar a los “Citizen” cada partido es una aventura nueva.

Tottenham venció con simpleza a Nottingham Forest con 2 goles de Kane. El delantero marcó el gol número 187 de la Premier League y se ubicó como el tercer máximo goleador histórico, solo por detrás de Wayne Rooney con 208 y Alan Shearer con 260 tantos. El equipo es típico conjunto de Antonio Conte. Duro, ordenado. Si a esas virtudes le sumamos Kane y Son, los Spurs pueden pelear arriba.

Liverpool goleó 9 a 0 al Bournemouth, un triunfo como para arrancar motores. A 7 puntos del puntero Arsenal, toca remontar desde atrás. Manchester United logró su segundo triunfo su consecutivo al vencer al Southampton con gol de Bruno. No le sobró mucho pero al menos empieza a mostrar una pequeña idea de juego. Puede pelear arriba.

Brighton sin hacer mucho ruido, en silencio arrancó con 10 puntos. El equipo de Graham Potter nos roba una sonrisa. Un equipo humilde, sin fichajes millonarios se cuela en la mesa de los grandes. Ojalá se mantenga en lo más alto con su juego ofensivo y sin ataduras.

Gustavo Sanchez

Apuntes de la 4ta jornada de Premier League

Manchester United gana para empezar a creer

Rashford define ante Alisson para marcar el 2-0. Victoria clave del Manchester United. Foto Twitter.com

La dura derrota ante Brentford había puesto a Erik Ten Hag en una posición algo incómoda. Sin puntos en 2 partidos, con el ruido mediático que genera Cristiano Ronaldo había envuelto un clima espeso en Old Trafford. Encima llegaba Liverpool también con algo de urgencias en el comienzo de la temporada. Presión y motivación para el United.

El equipo entendió que se jugaba algo más que 3 puntos en este partido. Era empezar a creer en el proyecto Ten Hag o caer en una dinámica negativa difícil de predecir. Arrollador comienzo de los “Red Devil”, presionando alto, con la agresividad que faltó en partidos anteriores. Por el contrario, Liverpool, atado con poca audacia para salir de la fuerte presión de los locales.

Los 3 partidos que llevamos del campeonato Liverpool comenzó en desventaja, luce desconcentrado y sin fluidez para generar juego arriba. Los goles de Sancho y Rashford llegaron por graves errores de concentración en la vigilancia de la marca. Henderson y el intervalo entre Joe Gómez – Van Dijk un espacio enorme donde los goleadores pudieron generar ventaja. Errores infrecuentes en el equipo de Kloop.

El segundo tiempo, el United se replegó un poco por cansancio, otro tanto porque Liverpool se acomodó mejor en el partido. Ingresó Fabinho para anclar el mediocampo y corregir los desajustes del inicio. Descontó Salah, Rashford tuvo el tercero pero De Gea evitó el empate. Vibrante final de Premier League en Old Trafford.

Llegó Casemiro para aportar todo su bagaje en el centro del campo. Puede llegar Antony, entonces a Cristiano se le está invitando hacia la puerta de salida, de lo contrario, va a jugar bastante menos de lo que él acostumbra.

Liverpool con 2 puntos sobre 9. Un comienzo que hacía mucho tiempo no tenía. Plaga de lesiones y un equipo que no fluye explican este arranque. Ojalá encienda motores pronto así vivimos la Premier League que tanto nos gusta y nos apasiona.

Gustavo Sanchez

Manchester United gana para empezar a creer

Darwin regala la sonrisa inicial

Mejor estreno, imposible. Darwin Nuñez y un debut soñado. Foto twitter.com

Nunca defraudan Liverpool y Manchester City. A pesar de ser el primer partido de la temporada, ellos juegan siempre con la misma ambición y siempre salen partidazos. Mejor el equipo de Jurgen Kloop, justo ganador de la Comunity Shield. Darwin Nuñez tuvo el debut soñado, desde el banquillo entró y provocó el penalti del segundo gol y marcó el tercer tanto para sentenciar la final.

Sabemos el libreto de ambos entrenadores. Posesión para el City, transiciones rapidísimas para Liverpool. El conjunto Red replegaba y enviaba balón largo para Salah, incontenible para Cancelo. Grealish no llegaba a las ayudas, entonces el egipcio y Alexander Arnold se imponían en el juego. El ejemplo más claro fue el tanto del lateral. Recibió con espacio en el vértice y tuvo tiempo para acomodar el remate lejos de la estirada de Ederson.

Manchester City le costó hacer pie en el partido. Más participativo De Bruyne pero algo impreciso. Bernardo Silva desaparecido en la primera etapa. Grealish y Mahrez con poca conexión con Haaland. Apenas tocó el balón el noruego. El delantero les marcaba corporalmente el balón al espacio pero los compañeros elegían otra opción. Así el debut de Haaland pasó con poco ruido. Tarea para Guardiola lograr que el delantero noruego ingrese rápidamente al circuito aceitado del equipo.

Darwin Nuñez llegó para ocupar el enorme vacío dejado por Sadio Mané. El senegalés era líder por juego y goles. El delantero uruguayo demostró que al espacio es una fiera desatada. Tuvo una chance que Ederson le tapó con la cara, luego no falló, cabezazo y gol. Clave entrar con pie derecho en un equipo que es una máquina de atacar.

Mención especial para el argentino Julian Alvarez, ingresó en un momento complicado del encuentro y demostró que no le pesó el contexto. Mostró movilidad, buena asociación con Foden y gol. Puede ser una buena temporada para el delantero ex River.

Empezó la temporada como una continuidad de la anterior. Estos 2 equipos van a pelear por todo, quedó clarísimo. Los ganadores seremos nosotros viendo como compiten Manchester City y Liverpool. Exito garantizado.

Gustavo Sanchez

Darwin regala la sonrisa inicial

Liverpool, rey de Wembley

Tsimikas el héroe de la tanda de penaltis. Liverpool campéon de la FA Cup. Foto lavoz.com.ar

Liverpool volvió a ser más preciso en los penaltis, para alzar el segundo título de la temporada. Como sucedió con la Copa de Liga, el conjunto de Kloop y Chelsea debieron resolver quien era el campeón mediante los tiros desde el punto de penal. Esta vez falló Masont Mount, acertó Tsimikas para alegría de todos los aficionados Red. Nuevo trofeo para las vitrinas y aún con vida en los otros 2 torneos. En Premier League persigue de cerca a Manchester City, en Champions deberá definir la gran final ante Real Madrid. Temporada mágica para Jurgen Kloop y su equipo.

Raro que en 240 minutos Liverpool y Chelsea nos regalaron 2 partidazos pero no pudieron abrir el marcador. La final de la FA Cup tuvo un poco menos de vértigo, aún así tuvo mucha emoción. Arrancó mejor Liverpool, el colombiano Luis Díaz desequilibraba por el sector izquierdo y creaba la duda entre Chalobah y James. No tenía claro quien debía tomar al “Guajiro”. En ese lapso de desconcierto defensivo, el delantero tuvo un par de chances claras sin puntería.

Chelsea ajustó esa marca, se ocupó Reece James de la vigilancia a Díaz. Eso volvió más sólido defensivamente al conjunto londinense e hizo que adelantara líneas. Pulisic tuvo una oportunidad clara, pero Allisson le ahogó el grito de gol. Lukaku no pudo gravitar, bien defendido por Virgil y Konaté. Algo de Mount, en cuentagotas.

Una final pareja, no se pudieron sacar ventaja, por eso debieron recurrir a los penaltis. Mejor una vez más Liverpool para quedarse con el título que le faltaba a la era ”Kloop”. Ganó todo el entrenador alemán, demás está decir que ya se encuentra en la historia grande del club inglés. Desde su llegada en 2016 revolucionó club, lo volvió a dotar del espíritu ganador de los míticos Bill Shankly y Bob Paisley. El día 28 puede alzar una nueva Champions ante el Madrid en París. Para que la leyenda se siga ampliando.

Gustavo Sanchez

Liverpool, rey de Wembley

Mismo guión para Leeds post Bielsa

Marcelo Bielsa ya es leyenda en el club, luego de su salida tras la derrota ante Tottenham la fecha pasada. Las 4 derrotas consecutivas con una sangría de goles imparable y el temor al descenso acechando, hicieron que los dirigentes despidiesen al entrenador argentino. No pudo terminar ese viaje mágico de 4 temporadas, con el ansiado ascenso tras 16 años, logrando la permanencia en la Premier League. El legado está, ya nada podrá romper el lazo de afecto entre la afición y Bielsa.

Mismo guión, mismo final para Leeds en esta temporada. Asumió Jesse Marsch, el entrenador ex RB Leipzig. Poco cambio en nombres y funcionamiento. Es lógico con tan poco tiempo de trabajo. El equipo se mostró más agresivo en la marca y tomó más recaudos defensivos. Dejó las marcas individuales y procuró cubrirse más y mejor marcando al espacio. Allí se vio lo mejor del Leeds, ya que Leicester le creó poco peligro.

El equipo de Marsch mereció ganar pero los delanteros siguen distanciados del gol. Raphina ha mostrado un bajón en este momento de la temporada. No es el jugador imparable de la primera rueda, Rodrigo sigue con la puntería desviada y Daniel James intenta pero no concreta. Kasper Schemeichel fue la figura que sostuvo con vida a los Foxes. En una contra, Iheanacho y Barnes inventaron una pared fantástica que acabó en el gol de la victoria.

Leeds, Brentford y Burnley vivirán una lucha punto a punto para no caer a Segunda. Jesse Marsch tiene bastante trabajo por delante, uno de ellos es recuperar el gol de Patrick Bamford. Si el delantero vuelve bien físicamente, la salvación puede estar un poco más cerca. Un año más en Premier, es lo que desean todos los hinchan que cantaron todo el partido ”Marcelooooo Bieeeeelsa”.

Gustavo Sanchez

Mismo guión para Leeds post Bielsa

Un tropiezo inesperado

Minuto 96, Harry Kane gana en lo alto para marcar el 3 a 2 definitivo. Triunfo del Tottenham en un memorable partido.

La Premier League es un deporte diferente al resto. Se juega a otro ritmo, otra intensidad, por es frecuente que salgan partidos como el City – Tottenham. Un partido memorable con un final electrizante. Lo empató el Manchester casi sobre el cierre luego de mucho trabajar, pero en una contra Dejan Kulusevski acarició el balón en forma de centro para que el héroe Spurs, Harry Kane, marcase el 3 a 2 definitivo. Una que corta la racha de 15 partidos invictos en Premier para el conjunto de Pep Guardiola.

A los 4 minutos de partido se rompió el guión del partido. El coreano Son rompió como un rayo el fuera de juego, cedió para Kulusevski. Gol del Tottenahm en la primera aproximación al área. Seguramente la idea de Antonio Conte era disputar la posesión en el medio campo con Højbjerg y Bentancur. El gol del sueco cambió los planes. El City se fue a por el empate con una agresiva presión en la salida del rival. Le duraba poco el balón al visitante que, por momentos, resistía dentro del área de Hugo Lloris. Empató Gundogan aprovechando un débil despeje del francés. El 1 a 1 tenía un poco más de sustento.

Segundo tiempo, el conjunto local volvió a caer en la trampa del Tottenham. Mal cubierta las vigilancias a Son que tuvo tiempo y espacio para correr con peligro. Marcó Harry Kane, tuvo el tercero bien contenido por Ederson y nuevamente tuvo el tercero, ésta vez anulado a instancias del Var. Los Spurs aprovecharon cada una de las ventajas que le brindó su rival. Luego el final que ya describimos, el empate de Mahrez de penalti y el gol del delantero que en junio tenía hechas las maletas rumbo a Manchester, pero de momento, sigue en Londres con su oficio de matador del área. Partido extraordinario del delantero.

Si Liverpool vence su partido postergado al Leeds se coloca a solo 3 unidades. Una Premier League que parecía sentenciada goza de muy buena salud. Premio para el equipo de Jurgen Kloop que no renunció jamás a la persecución cuando todos creíamos que el torneo tenía dueño. Final abierto, un tropiezo que le servirá al Manchester City para tomar nota de los errores. Liverpool acecha, se acerca y empieza a no quedar margen para ceder más puntos.

Gustavo Sanchez

Un tropiezo inesperado

Burnley se aprovecha de un deprimido United

Pogba de gran primer tiempo, discreto en el complemento. El United no puede escapar de la irregularidad. Foto Marca.com

Un viejo nuevo capítulo en la temporada del Manchester United. 2 caras en un mismo encuentro. De un primer tiempo de buen nivel, a un complemento gris, opaco, como la lluviosa noche de Burnley. El efecto por la llegada de Ralf Ragnick ya se esfumó. Duró poco.

Recientemente eliminado en FA Cup a manos del Middlesbrough golpeó fuerte en el ánimo Red. En Premier League , si bien está cerca de los puestos de Champions League de la temporada próxima, el equipo preso de la irregularidad, siente la persecución de Arsenal y West Ham. Se acerca la eliminatoria ante el Atlético de Madrid por Copa de Europa. Una llave muy igualada con 2 equipos que no llegan en su mejor momento.

Gran primer tiempo del United, sometiendo al Burnley y consagrando figura al portero Pope. El tanto de Pogba fue poco premio al descanso ante tanto dominio visitante. El segundo tiempo el conjunto local, adelantó líneas, presionó arriba, así pudo acceder al empate rápidamente en un linda jugada de Weghorst definida por Jay Rodríguez. El resto fue un Burnley defendiendo cerca de su portería pero sin pasar demasiados apremios.

Ragnick tendrá sustituto. Manchester United quiere acelerar las hojas del calendario y desear que llegue Junio. ¿Será Pochettino? ¿Zinedine Zidane? ¿alguna sorpresa? Una plantilla de grandes jugadores, una plantilla deprimida. Esperan por un entrenador que les devuelva la ilusión.

Gustavo Sanchez

Burnley se aprovecha de un deprimido United

El City gana un partido de campeón

Rodrigo marca el gol de la victoria en el minuto 92. Triunfo clave del Manchester City. Foto as.com

Empezó el año futbolístico con un partidazo. Un gran partido que tuvo 2 guiones bien diferentes. Un primer tiempo notable del Arsenal, obstruyendo todos los circuitos de juego del Manchester City. Atado el conjunto de Guardiola, le costó muchísimo imponer su ritmo de juego. Los Gunners, con un imparable Martinelli, justificaron con el gol de Bukayo Saka el amplio dominio táctico de la primera etapa.

Excelente Martinelli anulando a João Cancelo, un cuchillo desde el sector derecho en lo que llevamos de temporada. Con poca fluidez en la salida del balón, Ederson salía del área como un tercer central, buscando la superioridad como para obtener ventaja. Excelente primer tiempo del Arsenal, frenando el vendaval de juego de los Citizen.

En el complemento cambió el guión. El conjunto de Londres se metió en problemas solo. Penalti en el límite de Xaka a Bernardo Silva, Mahrez marcó el empate y 4 minutos después Gabriel Magalhaes, aún nervioso por la sanción del penalti, se hizo expulsar ingenuamente. En un par de minutos cambió la temperatura del partido.

El City con un hombres de más, se asentó en campo contrario, tomó las riendas del encuentro y en el tiempo agregado, Rodrigo marcó el tanto de a victoria. Undécimo triunfo consecutivo, el equipo aún en un partido que no le fue favorable en el trámite, supo resistir, siguió con su plan de juego y tuvo la recompensa sobre el final.

Va a ser muy difícil que se le escape el campeonato al Manchester City, para el Arsenal, más allá de a derrota es un examen aprobado. Un partido sólido, serio ante el puntero. El equipo está en el buen camino para lograr el objetivo del club, clasificar nuevamente a la Champions League del próximo año.

Gustavo Sanchez

El City gana un partido de campeón